Frenos Anticaída por Rotura de Cable

Dentro de los sistemas de seguridad que deben llevar las puertas de apertura vertical son fundamentales los frenos anticaída  por rotura de cable. Hay un tipo de freno diseñado para cada modelo de puerta, pero su función siempre es la misma; que la puerta no caiga si se rompe uno de los cables de contrapeso.

Los cables de contrapeso son los que transmiten la tensión que equilibra el peso de la puerta. Son necesarios los frenos en los casos en los que la rotura de un cable provoque la caída incontrolada de la puerta: Puerta basculante con contrapesos independientes, puerta guillotina, puerta seccional, etc.

Queremos remarcar el riesgo de las puertas en las que la apertura se haga de forma manual, ya que el usuario abre la puerta desde el punto sobre el que caería la puerta. El hecho de que lleve automatismo tampoco evita el riesgo.

El cable de contrapeso de una puerta siempre tiene un tiempo de vida finito (da igual que este sobredimensionado para el peso de la puerta) el pliegue que hace al pasar por las poleas hace que termine por partir. Este tiempo es impredecible ya que depende de muchos factores: Numero de maniobras de la puerta, tipo de cable, diámetro de las poleas, engrase adecuado,etc. Por todo esto recordamos a los usuarios que un mantenimiento preventivo de las puertas es necesario.

Queremos aconsejar a los usuarios de este tipo de puertas que pidan asesoramiento sobre los sistemas de seguridad necesarios. Desde E. Semagar S.L. atendemos cualquier solicitud de asesoramiento sin coste ni compromiso alguno.

 

 

Seguridad en Puerta Peatonal Insertada

A menudo las puertas automáticas llevan una puerta peatonal insertada, tanto en garajes comunitarios como en particulares. En todos estos casos es obligatorio por normativa que la apertura de la peatonal bloquee el automatismo. En las puertas que se instalen nuevas el fabricante debe montar los sistemas de seguridad necesarios (micro de seguridad) para que así sea, y el propietario debe exigirlos, no puede ser una opción a elegir en un presupuesto.

La Directiva europea  89/106/CEE obliga a que así sea desde Mayo de 2005, con la consiguiente responsabilidad en caso de posibles accidentes tanto del instalador como del dueño.

La importancia de la seguridad en una puerta peatonal insertada es mucho mayor en puertas automáticas de comunidades, puesto que las probabilidades de que alguien pulse el mando a distancia sin ver la puerta mientras un peatón la este cruzando son muy altas. Podríamos decir que es cuestión de tiempo que se produzca una situación de peligro.

Esto no quiere decir que en puertas particulares el riesgo no sea importante, el funcionamiento habitual de los accesos hace que nos relajemos respecto a sus peligros.

El micro en la puerta peatonal hace que la seguridad no dependa del nivel de atención de los usuarios.